3 de marzo de 2009

A este lado LA VIDA! Al otro lado TU!

Hoy tengo el día bobo… me emociono cada dos por tres pero no por tristeza… es más bien emoción por saber lo que ya sabía pero de lo que no era consciente o tal vez si lo era pero hoy al estar más sensible de lo normal (que ya es decir) me choca todo más.

La lucha… la lucha individual que tenemos cada persona… esa lucha que nos empuja y derrota. Pero que bien sabe la victoria. ¿Verdad?

Cuando queremos algo luchamos, o mejor dicho, deberíamos luchar, sin más. Ese camino lleno de escollos y árboles caídos tiene un final. Todos los caminos mueren aunque sea en una nueva travesía… si no sigues ese camino hasta el final jamás sabrás si ese andar te llevará a vislumbrar el paisaje más bonito nunca visto. Un paisaje con una cascada de agua tan clara que por primera vez te hará oler el insípido aroma del agua.

¿Como saber que te va a esperar si no rivalizas con esta la vida?

En el ring de la vida no solo gana el boxeador más fuerte ni el mejor preparado… también tiene muchas posibilidades aquel que sea lo suficientemente inteligente y dinámico como para agacharse a tiempo y saber esquivar ese golpe. Pero si somos incapaces de sortearlo, hay que saber recibirlo con entereza y sabiduría suficiente para como un discípulo cualquiera aprender, porque la vida, es un continuo aprendizaje. No hay maestra de escuela más dura y complaciente a la vez.

A la fuerza no solo se la vence con fuerza Aprende a practicar lo que ya sabes sin miedo ni temor aunque te vuelvan a golpear… seguramente el siguiente golpe si no lo esquivas sabrás de que manera es más fácil curar. Y no des golpes al aire… no gastes energías en luchar contra algo que no existe. Si luchas, lucha contra la realidad que puedes cambiar, no contra la negativa de la realidad.

Esos moratones que nos deja tras un arduo combate, esas dislocaciones, esas señales que nunca se van nos forjan, nos tientan y a la vez nos ayudan. Además… las señales de guerra, las más profundas, esas siempre se llevan con entereza, con orgullo. Son los tatuajes sin elección que nos impone la vida. Las pistas que nos hacen recorrer mejor nuestro paseo. El mapa que nos recuerda, el camino por seguir y ya transitado. Son nosotros mismos.

Así que lucha sin cesar. No te rindas jamás… el banquillo esta lleno de personas sin personalidad que se han rendido y al sentarse a descansar, han olvidado cual era su lucha… por que simplemente, se han dejado ganar. Perdedores de su propia motivación... fracasados sin puntuación por ser nefastos hasta para su propio corazón, razón y existencia.
Lucha por lo que quieres, lucha por lo que necesitas, lucha por lo que te hace feliz. Se vencedor derrotado... por que sin lucha no hay victoría y sin derrota no sabrás cuanto has luchado.

Me voy a fumar… pero sin dejar de lidiar.

9 comentarios:

dezaragoza dijo...

Un post duro pero muy acertado. Mucho. Te lo dice un viejo guerrero.
Pero a la gente le han enseñado que pelear y crecer es malo. Se conforman con seguir las pautas recibidas. A ver si consigues que alguien piense...

Markos dijo...

No sirve de nada conservar la cara intacta. Si lo consigues estupendo, eso sólo está reservado a guerreros épicos. Los del montón nos llenamos de cicatrices. Y que esas cicatrices nos recuerden el lance de esa batalla para estar prestos a no repetirlo en la próxima.

Odín, concédeme una espada en mi mano hasta el final!!

Vale, vale, que me vengo arriba. :-D

Un beso.

genetticca dijo...

Y caminando me encontré con un sentido y le pregunte quien era.
No me contesto.
Continué caminando y me cruce con una pregunta.
No le conteste.
Al final del camino nos encontramos todos juntos.
Y decidimos iniciar una nueva ruta con la experiencia un poco mas rica.

Un saludo.

Ojcar dijo...

hoy ser un fracasado en la subcultura comun de la mediocridad es ser dios, triunfar en algo es ser un fracasado.

Los seres humanos son demasiado hostiles, que asco.

Anna dijo...

dezaragoza... si alguien piensa y así reanuda su camino... aunque sea una sola persona... seré afortunada, muy afortunada. Besos.

Markos... esas cicatrices son las que nos hacen únicos... por que al ser pieles diferentes, las cicatrices nunca son iguales.

Ves arriba!!!! Que para bajar siempre hay tiempo :D. Besazo.

genetticca... lo primero, gracias por visitarme :) esta es tu casa. La experiencia hay que aderezarla siempre, para que cada vez sea más y más rica. Un saludo.

Ojcar... ahí esta la diferencia del que va y del que se deja llevar. Luchemos contra las corrientes establecidas. Besos.

Fer dijo...

Cuanto me gusta ver que vuelves a la lucha, cuando unos post atrás te rendías o al menos decías tener el derecho a rendirte. En esta vida hay que luchar siempre... o casi siempre, hasta que te consuma una enfermedad, la edad o una pena inaguantable. Me gustaría quitar esta última opción, pero sé que por desgracia es una posibilidad. Que no se dé mas que la segunda, por favor!!!

Anna dijo...

Fer... nunca he dejado de luchar y a las pruebas me remito, otra cosa es que como culquier mortal tenga derecho a ello y no por ser quién soy o lo que represento a los ojos de los demas no se me permita.

Lágrima dijo...

Cada día me repito lo mismo "Ríete del Mundo Sandra, si no el Mundo se reirá de tí".
Contra más luches en él, más envidia le dará ;)

Constantino Carenado dijo...

Viaje al pasado. Otra vez...
¿lucha?
¿ring?
¿lucha sin cesar?
¿fracaso?

Tengo fe en que nunca me enfrentaré a ti en un ring; sino verbalmente o por escrito. Respiro profundamente tras decir esto:
Hufff.

Hace poco en una extraña conferencia alguien , un poco desequilibrado, dijo:
Mucho de lo que ocurre en esta vida es para entreternos y evitar el tedio.
Ignoro si es verdad. Pero mis luchas fundamentales han sido con mi padre, diferencias de opinión, y con algún jefe (diferencias de opinión-también-). Por lo demas la vida no me ha ido mal.
Aunque, no puedo negarlo, hago poco el amor. Lo reconozco.
Si no fuese por mi amiga la mano...
lo pasaría peor.

Para terminar observa mi pregunta de tu amigo el chimpancé sin pelo:
¿Que es un ring?

Posdata: he dicho amigo porque después de tantas horas leyendote ,pienso que te conozco de tal manera que tengo la sensación de escucharte a diario.De escucharte cada noche sin hacerlo; sin escucharte realmente.
Un beso.