30 de marzo de 2009

Dejaré una cinta al principio del camino...



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
----------------------------
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Déjame una cinta al principio del camino que me lleve a ti. Aunque no la encuentre sabré llegar hasta dónde estás porque tu aroma a mí es inconfundible y mi voz siempre fue una gran guía.

Anoche me susurrabas, que te ibas que te marchabas… pensabas que dormía y no te diste cuenta de que mis ojos lloraban. Sé que te irás, pero sé que te encontraré. Mis manos marcan tu piel… llevas señales de vida en cada poro, en cada rincón de tu ser…

Mientras te ibas y me dejabas me mirabas inerte, pasivo… suspirabas no sé si de alivio. Es lo que tiene el compromiso o el miedo a amar como amamos quizás. Te miraba agazapada bajo la manta… no iba a rogarte que te quedaras, debe ser una decisión libre aunque ni siquiera mis pestañas sean capaces de agarrar mis lagrimas.

No te rogaré aunque mi dolor sea capaz de matarme. No te suplicaré aunque mi aire se marche contigo. No dejaré que me veas llorar… porque que entonces marcharás llorando y te quiero demasiado. Aunque mi voz desgarrada grite hacia mi interior… aunque mis cánticos sean míos… cantaré por ti hacia mí.
Cierras la puerta y oigo tus pasos alejarse de mí. El ruido del coche confirma mi desdicha, te pierdes en la madrugaba. Si te vas, por qué anoche me amabas? Si desapareces en la niebla por qué ayer me llamabas? Tienes miedo lo sé… te dejaré mi cinta de vuelta a mí camino. Ayer me prometiste ayudarme… para crear mi banda de música donde mi canciones eran tu… donde mis melodías no tenían sentido sin ti.

Y es que anoche, cuando me besabas notaba que algo te pasaba. Esa pasión, esa manera de agarrarme y no querer soltarme… Déjame una cinta al principio del camino que me lleve a ti.
Me acuerdo cuando te cantaba rancheras… ahora no puedo oírlas… antes me aliviaban ahora me aterran. Recuerdo mi voz… cuanto se me escapaba de la garganta… esa que tu mataste y amarraste con tu cinta… ahogándola en el mejor vino. Quiero cantar los sueños que soñé como hacía antes y olvidé… quiero crear una banda en la que la cinta de los casetes sea de seda natural… donde se oirá mi voz acompañada de una guitarra.

Miro por la ventana y no te veo… pensaba que te arrepentirías y volverías... aunque fuese dentro de unos días. Creí en lo imposible… pero es que de imposibles vivo, sino nunca habría estado contigo. Sigo en mi ventana mirando… ya no queda ni tu silueta en todas estas madrugadas que no te tengo… donde está la cinta? Ayer la tenía clara… pero se difumina… comienza a borrarse con la escarcha de la mañana que sigue a las madrugadas de espera.

No lo sé, no sé. Pero sigo aquí pegada… atada a mi muñeca tu cinta… mi voz canta olvidada… no quiero que se me olvide todo lo que he vivido contigo, por ti, hacia ti. En mi otra muñeca tengo atrapada mi cinta y la noto suelta… la habrás soltado? Espero que no… así nunca sabrás cual es el regreso a nuestro escondrijo… a mis sábanas empapadas… húmedas de ti y de mí…

El rímel corrido en mi cara marca el camino de mi desdicha. Acaso piensas que esa es mi cinta del destino? Realmente crees que mi cinta a pesar de ser tuya solo marca mi tristeza por no tenerte? Rabia, impotencia, ira por no poder romper mi cinta y que tu aún no hayas plegado la tuya, dándome esperanzas sobre algo muerto… y lo muerto no resucita aunque cambies tu propia vida por esa que ya no respira.

Tengo antojo de ti, o acaso es gula? El hambre a veces se confunde cuando has probado las delicias de la vida y de repente desaparecen de tu nevera. No te valen las comidas cotidianas, no te sirven lo que tenías antes de saborear lo bueno de la vida… lo bueno que ahora se trasforma en horror…

Soy mujer y dependiente de ti y de tu cinta… lo que es peor, de la mía. Se acabo! Se termino! Está bien, si tu lo quieres así, como último deseo aceptaré, entonces no hay nada más que hacer. Te soltaré y recogeré. Seguramente en mi banda… la música no me calla si no que me acompaña.
No llames a mi puerta pidiéndome la cinta que recorre mi camino. No intentes recorrer los surcos que dejé, pues los borraré. Y con mi mejor sonrisa por mi ventana sonreiré. Y anudaré mi cinta a mi cintura y con la tuya… adornaré los bolsillos de aquel vestido color plata que tanto te gustaba, para cada vez que me lo ponga… recordar porque te amaba y porque te odie, para que la próxima cinta que recorra mi ser sea y será peor que la que tu me regalaste, para así poder olvidar lo que quiero recordar.

Esa cinta ya sin nombre… de seda natural… esa me guía ahora. Miro por mi ventana y amanece un nuevo día. Mi sonrisa ilumina el marco gastado por los años. Mi rímel luce desbocado por mis mejillas añorando mis pestañas bien pintadas.

Dejaré al principio una cinta… que para finales ya tengo los retales de la tuya. Crearé mi propia banda… en la que las cintas del destino se entrelazan… en la que mi voz, cantará lo que la de la gana.

9 comentarios:

Estheruka dijo...

joder Anna, al final vas a tener q escribir el famoso libro...me ha encantado la canción...por una vez estamos de acuerdo en gustos musicales... Lo escrito, en tú linea, de dónde sacas esas cosas?? es que los sencillos mortales como yo nunca sabríamos expresarnos así... chapó o como se escriba doña Anna... madre mía, yo es q flipo contigo. besazos líricos.
esther.

Markos dijo...

A mi también me va gustando lo poco que he escuchado de Andy Macdowell , nichst, no, perdón, Amy Macdonald.

Me da la impresión de que el texto te lo has vuelto a arrancar del alma y te vas a terminar resfriando. Pero qué bellos estornudos!!

Bsos de mi tía

Fer dijo...

Como dice Esther, como dice Markos, como digo yo siempre... ole ole y ole. Al final harás que me guste la poesía más que la prosa (mentira, me sigue gustando más lo segundo, sobre todo tu post IRONÍA).

Besitos proséticos.

Anna dijo...

Esther... coincidimos en más cosas de las que piensas :p. Un libro? Estan locos estos romanos! Gracias guapa.

Besos.

Markos... si, muy bueno el disco de "Andy Macdowell" me ha sorprendido muy gratamente.

No sé si salió de las entrañas o de donde... pero salio. Llevo mucho tiempo resfriada... no hay manera de curarme.

Besos.

Fer... no sé si será o no poesía, pero gracias. A veces las palabras se confunden con su significado y oímos lo contrario a lo que nos quieren expresar... esa es una tarea pendiente más en mi lista... una de tantas.

Besos.

AntWaters Daza dijo...

No es la Andy McDowell pelo largo y actriz, verdad? Hummm, pues tampoco la conozco, pero sí conozco cómo suenas y como hilas las frases; el sonido.

Besos encantados de escucharte

Anna dijo...

Ant... hoy estoy muda :+

Annick dijo...

Vraiment sublime !

Un abrazo desde Mañaga.
Annick.

Annick dijo...

El abrazo es desde Malaga....

Anna dijo...

Annick... gracias XDDD... que me pongo tonnnta!!!!!

Besos.