11 de marzo de 2009

Anna en el País de las Maravillas

En el país de mis maravillas mis oídos no oyen y mis labios no hablan. Mis oídos cantan y mis labios escuchan. Mis manos no tocan y mis pies no andan. Mis manos caminan y mis pies se entrelazan. Allí en el país de mis mil maravillas, las flores son en blanco y negro, la hierba color plata, el sol azul oscuro y la luna naranja.

En el país de mis maravillas los perros rebuznan, los pájaros aullan y las cabras bailan. En el país de mis mil maravillas no se muere si no que se renace, imbuido entre esa hierba, maravilloso olor a plata. Allí en el país de mis mil maravillas, mi cara se escapa a mi tez sonrojaba.

En el país de mis maravillas no hay vejez. Los niños son los reyes sin corona que gobiernan sin piedad a quién no quiera jugar. Allí en el país de mis mil maravillas, los juguetes adornan la ciudad.

En el país de mis maravillas no existe el rencor pues la mente sin mi corazón no late, pues siempre corre sangría por mis venas. Allí en el país de mis mil maravillas nacemos ebrios de felicidad.

En el país de mis maravillas no se come pan ni se bebe agua, la comida emana de los ríos siempre de madrugada. No hay sombras ni oscuridad... la paleta de colores campa a su libertad. Allí en el país de mis mil maravillas no hay cautividad pues su principal provincia, se llama libertad.

En el país de mis maravillas no hay razas, sexos ni religión, la cordura gana siempre sobre la sin razón. No hay nación, pues todos son lo que son. Allí en el país de mis mil maravillas no se lucha sin cesar allí la lucha es signo de debilidad.

En el país de mis maravillas las mesas de té solo se ponen para servir café. La sacarina se convierte en adrenalina. Allí, en el país de mis mil maravillas la leche desnatada, sale directamente de las vacas.

En el país de mis maravillas no existen las armas. Cuando te enfadas rompes la vajilla, pero no pasa nada! al instante aparece otra aún más cara!. Allí en el país de mis maravillas las chimeneas las encuentras encendidas en cualquier temporada.

En el país de mis maravillas no salen gatos de la nada. En el país de las maravillas no hay barajas paganas. Los trucos de magia son obligatorios y los bombines siempre están de moda. Allí en el país de mis mil maravillas tras la puerta, sea cual sea, siempre habrá una sorpresa.

En el país de mis maravillas no existe la devastación. Los árboles y el cielo se unen, desde allí, allí muy lejos. Allí, en el país de mis mil maravillas los hogares no existen pues tu hogar esta donde vas.

En el país de mis maravillas no hay caminos por andar. Senderos luminosos regados por la lluvia que cae pulsando un botón. Allí en el país de mis mil maravillas los mares fluyen haya donde vayas.

En el país de mis maravillas se quedaron atrás las envidias. No lograron alcanzar... si quiera rozar la voz de tu quizás!. Allí en el país de mis mil maravillas el dueño eres tu... sin ti no hay yo.

En el país de mis maravillas no hay tiempo. El reloj solo da las horas al revés, los pañales son lo último que ves. Allí en el país de mis mil maravillas al cerrar los ojos no dejas de ver.

En el país de mis maravillas mi nombre no resalta y mis apellidos no son síndrome de falta. En el país de mis mil maravillas, yo no sobrevivo. En el país de mis maravillas existo. Allí no hay opresión, solo, tan solo luz y color!

En el país de mis maravillas la única gobernante soy yo. Mis ideas son imposibles y mis fuerzas cercanas. Allí en el país de mis mil maravillas el único problema es que sobran las azañas.

En el país de mis maravillas no existen los imposibles. Con un poco de sal y una pizca de pimienta en el cazo de la tolerancia cocinamos al conejo blanco. Allí en el país de mis mil maravillas no existen reglas porque no se menosprecia.


Allí en el país de mis infinitas maravillas la verja de entrada tiene un cerrojo en el que solo encajan mis labios. Allí en el país de mis infinitas maravillas mis besos encajan con los tuyos.

12 comentarios:

Ojcar dijo...

oyes tu pos prefiero este mundo al tuyo ese, es mas maravilloso.

Anna dijo...

Ojcar... tu con tal de llevar la contraria eres capaz de hacerte una operación de sexo.

Besos.

dezaragoza dijo...

Tienes un jardín interior maravilloso. Me dás envidia. Y tienes unas ideas avanzadas, quizás incluso demasiado. No las pierdas nunca. Necesitamos de más gente como tú.

Cris dijo...

Lo que me mola del País de las Maravillas: que la leche desnatada salga directamente de las vacas.

Lo que no me mola del País de las Maravillas: que no salgan gatos de la nada.

Lo que pienso del país de las Maravillas: a lo mejor mis contradicciones no son tan graves allí.

Besitos y besotes.

Anna dijo...

dezaragoza... idiota! :`)

Anna dijo...

Cris... deja de protestar y pasa coño!!

Besos de alicia.

Cris dijo...

Ya toy!
Pdddd! (¿cómo se escriben las pedorretas?)

AntWaters Daza dijo...

Muchas cosicosas a comentar en esta entrada, porque parece que, en el mundo de las maravillas, nada se guarda; y es que a este lado nos guardamos muy mucho de tantas cosas...

Claro que luego esa parte de en el país de mis maravillas, no sobrevivo... Ya sé, imagino, que lo escribistes pensando en vivir ahogada, pero en el país de mis maravillas hay mas de un sentido, como acepciones de un diccionario, para quien no quiere ver, para quien no está preparado.

Ohhhh, pues yo que ya te felicité y congratulé, venía a decirte que, ¡¡¡tatocado la adaptación!!! De la entrada que quieras, que será un placer, desde mi acera ;) o mitad de la carretera, adaptar tus palabras.

Besos de házmelo saber, sin prisas, maravillas

Ojcar dijo...

Anna!, si siembras vientos, ... recoges pedos!, lo menos

Ángeles dijo...

QUERIDA ANNA:

En el país de las maravillas lo mejor que hay es tu presencia y tus palabras.

Créeme que tantas y tantas veces me siento identificada con lo que escribes...

En el país de las maravillas no hay malos sentimientos, ni rencores, ni odios. Cómo me gustaría poder vivir en un país así... Personas como tú con su granito de arena diario mejoran este mundo.

Un gran abrazo amiga,

Ángeles

Markos dijo...

Blogger se tragó mi comentario original.
Así que éste que escribo pierde su frescura inicial.
Pero no hay mal que por bien no venga (nichs..esto era para el post de los refranes...jejej)

Me ha encantado tu país de las maravillas.
Es una delicia de ritmo, de sensibilidad, de imágenes oníricas.

Lo has contado tan bien que me he asomado y te he podido ver en tu país, feliz, ajena a todo lo que no existe en tu país.

Me han gustado muchas de tus metáforas. Incluso las que encierran dolores más profundos.

Espero que ésta sea la entrada que ilustre AntWaters.

Besos

Anna dijo...

Ángeles... eres tan... tan dulce!!!

Besos glasé.

Markos... no se yo que le pasa a tu conexión que se come tus comentarios :p. Que Anto coja de mí lo que más le plazca, soy toda suya.

Besos winadores!!!