13 de julio de 2008

Mi padre

La verdad es que no sé si se merece que le dedique ni un poco de mi tiempo y mucho menos un pequeño espacio aquí, porque a él, no le puedo considerar un faro en mi vida. Nunca ha sido siquiera un ejemplo a seguir.
Es mi padre y por lo tanto le quiero, tampoco puedo decir que todo con él haya sido malo, pero si en lo fundamental, me ha fallado.
A veces, cuando veo reportajes en la tele sobre indigentes o gente que se ha quedado completamente sola, pienso que mi padre será uno de esos... pero enseguida reacciono y me doy cuenta de que no será así, porque él si tiene buenos hijos.
Si pienso en mi infancia respecto a él, me acuerdo cuando me aupaba para poder tocar el techo y pensaba que mi padre era el mas fuerte del mundo... pero también me viene el recuerdo de verlo tirado borracho en el suelo. He de decir, que el alcoholismo que mi padre y mi familia sufrió durante tantos años fue muy difícil de sobrellevar, gracias a Dios, mis hermanos casi no se acuerdan de ello porque eran más pequeños y no se acuerdan de prácticamente nada. También por que yo me ponía delante, no iba a permitir que los tocara.
Cuando mi padre bebía era como la noche y el día, lo mismo te inundaba de besos y abrazos que todo le molestaba y se volvía agresivo. Aún recuerdo una noche, que mi madre miraba por la ventana a ver como venía mi padre y al verle, nos cogió a los tres y nos llevó a casa de una vecina, asustada. Mi padre se volvió loco buscándonos... lo sé de primera mano, pero... y eso de que sirve si vuelves a ver una copa y te vuelves loco?
Mi padre comenzó a beber (según me contó mi madre) por que su ex, lo le dejaba ver a sus otros hijos... esta ex, engañaba a sus hijos diciéndoles mentiras para que no le quisieran ver a él, el problema de esta situación, es que estaba perdiendo tanto a mis hermanastros como a nosotros, por que por no tener a su antigua familia, estaba perdiendo a marchas forzadas la que tenía ahora ya que estaba descargando en nosotros toda su fustración.
Marco, mi hermano pequeño, tiene mucho que ver en que él dejase ese alcoholismo prácticamente de la noche a la mañana, cosa que también le honra. Al nacer Marco, hubo problemas en el parto y mi madre casi muere junto con mi hermano, debe ser, que esa situación dio un poco de luz a su cerebro y reacciono. Pero de poco sirvió, por que aunque ya no bebía el carácter que le había forjado ese alcoholismo durante tantos años (casi 10) jamás hizo que en él, la palabra papá fuese todo lo que ello conlleva.
Mi padre y yo siempre hemos chocado mucho. Hasta hace unos años, yo (literalmente) me cagaba viva cada vez que se cabreaba, hasta que yo cambié y no le aguantaba más patochadas, malas palabras ni desconsideraciones, ya fuesen hacia mi o algún miembro de mi familia. Así que las peleas entre ambos eran cada vez más grandes, hasta el punto de llegar a las manos. Ya no era esa niña que se moría cada vez que mi padre levantaba la voz. Ahora era una mujer echa y derecha que no iba a permitir más que la anularan.
Me acuerdo, por poner un ejemplo, que cuando decidí separarme la primera vez (si, estoy divorciada dos veces, pero esa es otra historia) a mi padre sólo se le ocurrió venir a mi casa y decirle a mi exmarido que lo que tenía que hacer era darme dos ostias y atarme a la cama. Un buen padre JAMÁS diría algo así. De echo, me tuve que marchar de la provincia en la que vivía por que era imposible ir a casa de mis padres.
La última es que mis padres se han divorciado, hará unos dos años (enhorabuena mamá, tienes dos cojones, si señora! saldremos de donde estamos, te lo prometo). En esos dos años, han vuelto, se han separado de nuevo y así unas cuantas veces... y es que mi madre le ha amado con locura, y mi padre a su manera también a ella, pero aquí si se puede plasmar ese dicho que dice "hay amores que matan".
En los últimos 8 meses mi padre ha estado viviendo con dos mujeres diferentes, sus cochazos, sus cenas, sus supervacaciones, sus bingos, su fajo de billetes en la cartera. Bien! pues la empresa que tannnto les costó subir a mi madre y a él ya la ha hundido en cuestión de 8 0 9 meses... y es que claro, a la buena vida, nos acostumbramos todos muy rápidamente. Sus hijos sin casi dinero ni para comer y el de juergas y dejando propinas de hasta 50 euros. Que sí, que vale, que sus hijos ya son mayorcitos... pero yo soy madre y eso, jamás lo consentiría.
También he de decir, que donde vivo, lo tengo gracias a mis padres, ya que me "prestaron" un terreno donde pude poner una casa prefabricada que es donde vivo actualmente con mi hijo.
Quejarse no cuesta dinero (dicen, porque por la más mínima te cae una demanda que te cagas) Yo me quejo de no poder acudir a mi padre cuando tengo algún problema, me quejo, de que no me llame para ver como esta su nieto, me quejo de que no valore la hija que tiene, me quejo de apenas tener recuerdos jugando con él de niña, me quejo de que no se de cuenta de todo lo que tenía y ha perdido por ser un viejo egoísta, me quejo de que encima la mala hija sea yo por que no me preocupo por mi padre, me quejo de que diga que soy "un zorrón" por que he conocido a alguien que me complementa y no he guardado el luto que a él le parecía conveniente después de mi separación, me quejo de que no sepa como me va la vida, me quejo, de que después de todo lo que mi madre ha luchado junto y por él, este prácticamente desahuciada mientras el se da la buena vida, me quejo de que a cada uno de mis hermanos les baile el agua a su antojo, me quejo de que sólo vea su realidad inventada para conveniencia de él, me quejo... de que un día vas a estar muy solo y ese día, sé, que yo estaré ahí, porque aunque no lo creas papá, soy buena hija y a pesar de todo, te quiero.

4 comentarios:

energia.virtuale dijo...

vata tela!! Desafortunadamente, cuando nacemos no podemos "elegir" a nuestros padres. Pero cuando crecemos podemos hacernos una familia con personas importantes o especiales, que para nostros llegaran a tener un trocito de nuestro corazon.
Besos,
Davina.

Constantino Carenado dijo...

Joder. Otra vez tu padre.
Tras lo que voy leyendo me asusto.
Tu padre un borracho dual.
¿Tu madre a punto de morir cuando nació Marco? ¿Ese Marco es Markos o solo un tocayo?
Joder. Lo siento de veras.

Entendí irresponsable y egoista ,en otros textos sobre tu padre. Pero borracho...Y encima con mala bebida(dual).
Me asustas Anna...Mi vida es tan sencilla.
Mis máximos problemas han sido mis musas.
Como en el trabajo no soy muy exigente estoy en calma.

Me asustas y lo siento por ti.
Espero que en lo que me reste de vida tenga más suerte que tu.

Ahora mismo estoy acojonado.Que me quede como estoy si el futuro es peor.
Vendré mañana para seguir viajando hacia el pasado...

En vez de decir...

¿Que sucederá mañana?

dire

¿Que sucederá ayer?

Se feliz. Inténtalo como tu sabes.

Anna dijo...

Marco es mi hermano pequeño.

Y miedo, ¿por qué????????

Constantino Carenado dijo...

Porque yo apenas he tenido problemas.

Por eso tengo miedo.

Imaginate un día que se me empiezen a torcer las cosas. Sé que sobreviviré, supongo que le echaré huevos. Pero , sinceramente, no tengo ganas de que cambien a peor.Y tras leerte tengo una cierta sensación de angustia.

De ahi viene mi miedo.

Me pongo en tu pellejo y me asusto.

Sencillamente eso.

Últimamente estoy muy "cagón"

Un beso.

Posdata: puede ser que me acerco al principio de tus textos; y se acerca, en cierta forma, el final de esta exploración en tu bitacora.