17 de julio de 2008

El roble

Rodeada de tanta gente que me quiere, de amigos, familia... y tan sola e incomprendida que me siento a veces.


Son esos días como hoy, en los que parece que habría sido mejor no haberse levantado de la cama, en los que hagas lo que hagas todo se tuerce... pero, y lo que me quieren?


Que estúpida soy... me lo repito una y otra vez, que no estoy sola, que tengo muchísima suerte pero nada... el nudo en la garganta me puede. Imagino que todos tenemos derecho a caer, para así, tener la obligación de levantarnos. Ves? derecho/obligación... la obligación siempre por encima del derecho.


A veces me gustaría perderme unos días, no saber nada, estar conmigo misma y no pensar. Fuera responsabilidades, obligaciones, imposiciones, preocupaciones, ansiedad y llorar hasta quedarme dormida para que al despertar, el hinchazón de ojos y el rimmel corrido me recuerde que soy boba, por que no estoy sola.


Seguramente mañana todo se me haya pasado, aunque no lo parezca soy una persona muy positiva y fuerte, pero hasta los positivos y fuertes tenemos derecho a flaquear, aunque no se nos este permitido... Por eso solemos caer en solitario, por que si una persona fuerte y positiva cae, caen todos los que la rodean por eso asumimos la obligación de convertirnos en robles y aquellos más débiles, ejercen el derecho a apoyarse en nosotros.


Pero... que pasa cuando un roble cae? El estruendo es apabullador pero sobretodo confuso, porque nadie entiende que ese roble tan fuerte, tan grande, con tantos años a sus espaldas y esas raíces tan arraigadas haya podido caer. Pero si caen, por que a veces, el viento es demasiado fuerte, las copas demasiado grandes y espesas y sus ramas no pueden con todo el peso.


Pero aunque el tronco se parta, con un poco de lluvia y algo de sol... nacen ramas y hojas nuevas. Porque sobretodo, los robles son orgullosos y temperamentales y no pueden permitir, que un poco de peso y viento los destruya.

3 comentarios:

Fer dijo...

No soy el único que te lo ha dicho, pero te lo repito. Dentro de unos años, si guardas todo lo que escribes, publicarás una autobiografía y quien la lea se quedará pasmado de lo bonita que será.

Ánimo roble mio.

Anna dijo...

Gracias... pero me tienes en sobreestima. Es lo que tiene el amor!!

Te quiero.

Constantino Carenado dijo...

Solemos concentrarnos demasiado en los sentimientos negativos. Creo que se trata de una incapacidad de nuestros cerebros o nuestra cultura(esto lo dudo pero tengo que mencionar la opción).

La cosa es que cuando todo va bien siempre encuentras algo que te hace infeliz o te putea emocionalmente. Creo ,más bien, que es una lacra evolutiva.

No eres estúpida. Eres humana.Muy humana.