18 de diciembre de 2008

Geishas occidentales.


"Estoy pegada a la puerta esperando una simple señal para saber que mi marido llega ya a casa.

Esta todo perfecto. La cocina reluce a pesar de haber estado cocinando toda la tarde para que la cena sea un delicioso manjar. Los niños ya duermen, aunque solo sean las ocho de la tarde para que no le molesten tras su dura jornada laboral. Me acabo de duchar y me he puesto el conjunto que más le gustaba para sorprenderle y que según abra la puerta me dedique una gran sonrisa. Me he perfumado con el perfume que me regaló por mi cumpleaños para que cuando me huela, se estremezca, pero apenas me he pintado, no le gusta. Le he planchado el pijama y mullido su almohada para que se sienta en el cielo cuando se acueste. Le he comprado su tabaco favorito y se lo he puesto en la mesa junto al licor que más le gusta. Creo que no se me olvida nada, esta todo perfecto! Creo que ya llega! Voy a esperarle sentada a la mesa, le recibiré con una de mis mejores sonrisas!

Oigo el sonido de las llaves en la cerradura, si, es el! Que contento se va a poner cuando vea todo lo que he preparado para él! Ya viene, oigo sus pasos por el pasillo! No se cómo ponerme... me siento así, o mejor así? - el marido sin mediar palabra agarró del pelo a su mujer, la tiro al suelo y sin apenas respirar la propino varias patadas en el estómago a lo que añadió "la próxima vez coge el teléfono cuando te llame, puta. Me voy a la cama" –

La mujer, sin hacer ruido para no molestar a su marido, se arrastró hacía el sillón donde tenía el bolso, cogió su agenda y apunto -comprar cuerda para colgarme el móvil al cuello- Se levanto a duras penas, recogió la mesa, guardo el tabaco y el licor, se puso el pijama y se acostó junto a su marido mientras le decía -no te preocupes cariño, mañana será todo perfecto-."

La violencia de género es algo común en nuestros barrios, nuestros pueblos y ciudades. Quién menos te lo imaginas la puede sufrir.
Si tú eres una de esas personas, no calles, no seas una geisha occidental. No permitas que estos párrafos que me he inventado se hagan realidad.


6 comentarios:

Markos dijo...

Extraordinaria y espeluznante entrada.

Espero que no te la hayas sacado de la piel. Y si es así, que la cuerda de la anotación sea para otro cuello.

Salu2

Anna dijo...

Gracias Markos, es todo un alago.

Es todo inventado, "gracias a dios" no he vivido nada así en mi piel, ni me permitiría a mi misma vivirlo.

Besos.

Fer dijo...

Eso que escribes podría ser perfectamente de una novela ambientada en el siglo pasado.

Si alguien se encuentra en esa situación, ya va siendo hora de que cambie de siglo.

Fer dijo...

DE UNA BUENA NOVELA, TIQUISMIQUIS.

Anna dijo...

JAJAJAJAJAJA

Constantino Carenado dijo...

Me has dejado de piedra otra vez.
Lo del tio es una salvajada. NO es lo impresionante ,del texto,aunque en el momento que aparece es BRUTAL,salvaje y "jilipoyas".
Lo impresionante es lo que has relatado de los preparativos de la esposa...
¿Eso lo haceis de verdad alguna vez,o es una ficción de las tuyas?
Porque si esto es así me la corto mañana...
Me dá igual lo que pienses. Total, no tengo nada que perder.
A mi me gusta más la improvisación...
Me he asustado de veras...se me esta pasando la ansiedad.
¡Joder!
Por cierto has ido cambiando la foto en el tiempo. Markos y Fer siguen igual. Son de ideas fijas :)
De entre todas las fotos tuyas me quedo con.... "el dibujo de la calavera". :)
Posdata: hasta mañana ( a nos ser que borres tus archivos históricos) jajaja