19 de diciembre de 2008

Ahora que llegan las navidades...

Parece ser que si no se hace una mención a la Navidad (y todo lo que ello conlleva) te cae una maldición tipo "si no mandas este mail a 890.234 personas se te caerá el pelo, no tendrás sexo en tres meses y Pocholo se instalará en tu casa con caravana incluida".

Bien, pues como no voy a ser menos... daré mi humilde opinión.

Me gusta el concepto de Navidad. Reunirse con la familia, cantar todos juntos villancicos pegados a la chimenea, comer cordero asado e hincharme a mazapanes, asistir a la misa del gallo, comprar en El Corte Ingles sin pensar en si puedo o no puedo permitírmelo... Y unas narices! La familia... creo que me hablo con 4 y da gracias, se me da fatal cantar y no tengo chimenea, no me gusta la carne ni los mazapanes, sobre la misa no digo nada, el Corte Ingles (pondré un post sobre el maravilloso Corte Ingles).

La Navidad se ha convertido en consumismo, hipócritas que solo adoran al niño Jesús en estas fechas y "amor" al prójimo como si solo pasasen penurias en estas fechas. Es la época de bombardear en la televisión con anuncios de ONGS, juguetes con los que pagaría una letra del coche, películas de "cuanto nos queremos todos" y, y, y...

Si algo me gusta, es la cara que pone mi hijo cuando le hablo de Papá Noel o los Reyes Magos, aunque más me gusta cuando me dice que sólo le va a pedir dos cosas, porque si no es mucho. Me gusta cuando ponemos el árbol de navidad y se le ilumina la cara cuando encendemos las luces. Me gusta, cuando se levanta por la mañana corriendo para abrir sus regalos mientras dice "mira mami, mira mami!".

Odio, odio con todas mis fuerzas el día que se haga lo suficiente mayor para sentir y pensar como yo y darse cuenta que sus hijos un día pensarán como su abuela.


4 comentarios:

Markos dijo...

No te mortifiques con la idea de que tu hijo perderá la inocencia que ilumina esa mirada, es ley de vida.

Mientras tanto, disfrútalo. Aunque tengas que mentirte a ti misma un poco sobre lo desagradables y falsas que son estas fiestas.

A mi lo único que me impide ir con un lanzallamas quemando papa noeles colgados de los balcones y demás engaños es la inocencia de los niños que hay que preservar el mayor tiempo posible. Ya tendrán tiempo de cabrearse en esta época cuando crezcan.

Fer dijo...

Tú has visto a Eloy la cara que ponía con el vídeo de Papá Noel. Ayer vi yo a Alex... esas caras no hay quien las pague. Sólo por eso vale la pena la Navidad :)

Anna dijo...

Vaaale, vaaaleeee!!

Navidaddd, navidaddd dulce Navidaddd!!!

Petardos, que sois unos petardos los dos!

Constantino Carenado dijo...

Ya sabia yo que tu relación con Fer y Markos era especial. Lo he notado desde hacer "meses"jajaja. Son muy cariñosos contigo.Hay empatia.
Sé que voy a destiempo pero siempre me ha pasado esto. Lo de llegar en el momento inadecuando y con todo el pescado vendido. Esto acostumbrado. Me han perseguido siempre estas sensaciones.Sobre tu texto...
Me quedo con la sonrisa de tu hijo. Y también con su inocencia(deberiamos aprender eso puntualmente para disfrutar de ciertos acontecimientos).

Respecto a mi puedo decirte que todos hacemos un esfuerzo para reunirnos.
Todos nos llevamos más o menos bien, lo peor-entre comillas- es mi relación con mi padre(pero nos sobrellevamos y -sinceramente-nos queremos),y suele ser el momento de estar juntos "por narices". Una buena escusa para no hacer otros planes.
Funciona muy bien todos los años y me alegro fundamentalmente por esto.
Somos mis padres, jubilados, mi hermano el chico, el mediano y yo.
Un buen pentagono. Estas úlitima noche buena estuvimos rescatando a una libébula (teledirigible) de un balcon vecino. Inventamos entre todos una caña improvisada y en la punta pusimos friso al revés. El friso se pego a las alas de la libebelula y...prueba conseguida.
Un momento estúpido pero muy tierno,inocente y mágico.
Sobre el consumo de regalos...yo no suelo regalar nada.Me la "rempanfinfla".
Muchos abrazos, muchos besos,etc...pago el café...pago la copa...pongo los puros...
En mi familia, de momento, no hay niños ni nietos aunque el de enmedio los tiene "adosados" a su nueva pareja(con todos se lleva de lujo y los quiere). De momento no han venido para el sur.
Son unas fiestas bonitas. A lo de comprar regalos que le den. Si algun dia tengo descendencia, que no lo creo, le compraré regalitos. Por ejemplo a la hija de una amiga si le he regalado algo por navidad, bueno por los reyes magos. Le encanto y me dio las gracias con un beso muy tierno aunque dirigido.
Voy al siguiente texto y lo dejo por esta calurosa noche.
Un beso Annakareninamamagenial.