5 de octubre de 2009

Cadena de favores

Petición III: dezaragoza


"Hola, como estoy otra vez malito (que las bacterias me han cogido afición) me he puesto a pensar en plan retorcido. Algo muy difícil para tí: quiero que escribas sobre lo que pasa en la mente de alguien que se mete en política con toda la ilusión del mundo y acaba de diputado y metido en todo chanchullo que pasa por su lado. ¿Cómo crees tú que se podría producir ese grado de degradación?. Te dá para dos o tres post mínimo :D

(Ahora puedes poner calificativos a gusto, este es jodido ¿eh?)."

Espero cumplir tus expectativas :p.

___________________________________________________________


-¡Jamás seré como tú!

-Lo serás. Serás igual que yo y tu abuelo. Lo llevamos en la sangre.

-Cuando era pequeño y te veía llegar a casa unos días enfadado por encontrarte nada más que muros y otros orgulloso de haber derribado esos muros eras mi héroe, mi ejemplo a seguir. Ahora tras los años solo me avergüenzas y escondo mi procedencia. No eres más que un viejo corrompido que te vendes al mejor postor por un mísero traje.

-Yo era igual que tu, sí. Con miles de ideas, fuerzas infinitas y ganas de cambiar el mundo. Llegaba a casa a las tantas de la mañana cansado, pero deseando que llegara la mañana para seguir luchando. Y he luchado por darte todo lo que necesitas, a ti y a tu madre. Nunca te ha faltado de nada.

-Si me ha faltado padre. Un ejemplo a seguir.

-No sé exactamente donde he acabado. No sabes lo que es obtener una derrota tras otra, sin apoyo porque todos tus compañeros se vendieron antes que tu. Luchas por cambiar las cosas y hacer que tus ideas sean escuchadas, valoradas y nunca obtienes respuestas.

Llevo veinte años de lucha profesional. Como un perro abandonado, apaleado y sin adiestrar mordiendo manos y alimentándome de vísceras. No sé exactamente cuando perdí el norte pero nunca dejé de luchar por vosotros.

-No te escudes en nosotros. Luchabas por ti y tus ansias de cambiar el mundo se convirtió en pura avaricia. Siempre tenías las manos abiertas esperando que te las llenasen.

¿Dónde quedan tus discursitos sobre la decadencia? ¿Dónde quedan la hipocresía y tu venta directa de ti mismo y tus ideales? Tendrás los bolsillos llenos papá, pero eres pobre. Tan pobre que me das lástima. Ahora el Sr. Diputado tiene grandes coches, casas, un sueldazo para toda la vida, utilizas dinero público, dinero de la gente que representas en comidas, viajes… dinero de gente que antes era como tu papá.

-No sabes ni lo que estás diciendo.

-¿Qué no se? Recuerda que desde hace poco me nombraste tu asesor personal, papi. Yo pensando que mi gran ídolo confiaba en mí y lo que pretendías era que ocultase tus cuentas, tus chanchullos.

-¿Y qué piensas hacer? ¿Eh? ¿Denunciarme? Pareces hijo de otro. Aquí estamos todos metidos ¿O que te crees? Jueces, diputados, policías. El mundo es nuestro.

-Si está claro que por fin lo conseguiste, sí. Tener el mundo a tus pies. Aún recuerdo tu frase favorita papá., “para tener el mundo a tus pies solo hace falta agacharse y ver el camino desde otra perspectiva”. Si te has agachado papá, sí.

-Creo que esta conversación está tomando unas notas que no me gustan ni debo aguantar. Soy tu padre y por lo tanto me debes un respeto.

-¿Respeto? El respeto se gana con acciones. Respeto te tenía cuando eres un pobre hombre pero con esperanza. Cuando en tus ojos veía brillo cuando me contabas tus planes aunque yo no entendiera nada. Todo te importaba.

-Ya me da todo igual. Es como cuando tienes las manos llenas y te dicen "toma, aguanta esto". Yo aguanto y listo.

-¿Cuándo cambiaste papá? ¿Por qué lo hiciste?

-No lo sé. No sé lugar, fecha u hora. Sé que para conseguir un objetivo necesito un favor que tarde o temprano tendré que devolver. Yo hago favores y a cambio me los hacen a mí. Es así. Yo te hice a ti uno. Re convertí en mi mano derecha a pesar de tener otros candidatos mejores porque me debes lealtad por ser tu padre. Tu harás lo que yo diga y cuando yo lo diga porque sin mí no serás nada. ¿A caso no he hecho cosas buenas por este país? Quizás ha salido un poco más caro pero las he hecho.

-Te confundes de nuevo padre. Soy más sin ti que contigo. Yo no te pedí ningún favor, tu me lo ofreciste pensando que callaría y agacharía la cabeza como hiciste tu en su
momento por obtener poder.

-Si hijo sí, poder. Algo que si sigues así no tendrás nunca.

-¿Pero de qué clase de poder me hablas papá? Manejar la información a tu antojo y beneficio, tráfico de influencias, cuentas en suiza, apoyar mociones que van en contra de todas tus creencias… eso no es poder. Poder el que tengo yo para decidir libremente sin tener que pensar en que algún día tendré que devolver un favor, poder el de dormir todas las noches, el de mirar a la cara a la gente sin tener nada que esconder. Ese es el verdadero poder papá, no el que tienes tu.

-Mira, déjate de tonterías ya. Tengo una reunión en veinte minutos y aún no has preparado la documentación.

-Ni la prepararé. Me voy de aquí y te aseguro que tendrás noticias mías.

-Mira hijo, este jueguecito ya me aburre. Si quieres irte, tu mismo. Pero no me vengas con amenazas que no podrás cumplir ¿Pero qué crees que podrías hacerme niñato? Tu aún no te has enterado de quién soy yo y donde estoy subido.

-Por eso mismo papá, la caída será más dura.

Se fue del despacho de su padre tras un sonoro portazo. Indignado y roto por saber lo que era realmente su padre, una mentira, estaba decidido a hacer algo, cayese quién cayese.

A la mañana siguiente, el padre entraba en la cafetería de costumbre.

-¿Lo de siempre Don Pedro? – Dijo el camarero-.

-Sí, lo de siempre, y acércame los periódicos por favor. Voy a sentarme, tráeme el café cuando lo tengas.

Don Pedro se sentó y colocó los periódicos uno encima de otro, como solía hacer para mantenerse informado de las patochadas de sus compañeros “estos periódicos se parecen cada día más una revista del corazón”.

-¿Pero esto que es?


10 comentarios:

Francisco Galván dijo...

Contundente, Anna. ¡Qué mala visión tienes de los diputados y qué buena de sus hijos!
Afortunadamente, los diputados no tiene tanto poder como se presume por lo que has escrito. Donde se maneja pasta y hay tráfico de influencias es el los ámbitos del poder ejecutivo: concejalías de ayuntamientos, consejerías y direcciones generales de Comunidades Autónomas. Ahí sí hay poder de decisión y gestión de la pasta. Los diputados pueden tener influencia pero no tienen el dinero al alcance de su mano. Salvo el de su partido si son tesoreros, como Bárcenas, por ejemplo.
Otro dato curioso y que ojalá fuera verdad, es la velocidad con la que se supone que actúa la justicia. ¡Más quisiéramops que se dieran tanta prisa! pero no, mira el caso Fabra.
No obstante, como ficción está bien. Ahora escribe el segundo capítulo del diputado corrupto ¿en la trena, quizá?

Markos dijo...

Que buena lucha entre generaciones, la caduca y decadente que ha sucumbido a la mezquindad humana y la nueva todavía sin quemar, llena de ideales, con principios y capaz de llevarse puesto a su padre que confundió respeto con miedo. No se puede respetar a quién no sabe qué es eso.
Y la portada del final es estupenda. No tiene nada de relleno todo lo que pones en ella está estupendo.
Bsos

dezaragoza dijo...

Podría verlo desde el punto de vista de los maestros Francisdo y Markos, pero me lo tomaré desde un punto de vista más personal y te recojo el guante lanzado ("-Ya me da todo igual. Es como cuando tienes las manos llenas y te dicen "toma, aguanta esto". Yo aguanto y listo.").

No te preocupes, el camino del corrupto es el del que solo tiene un camino por falta de recursos personales. Te prometo que no es mi caso.

Gracias por el relato, sigue p'alante que te vas a convertir en escritora como mínimo.

Anna dijo...

Paco... es que no puedo con ninguno sinceramente... ni diputados, ni alcaldes, ministros ni ninguno de ellos.

¿Así que todo el mondongo está en los ayuntamientos? Eso no lo sabía... siempre aprendo algo nuevo contigo.

Sí, ojalá fuese cierta esa rapidez judicial... es lo bueno de la fantasía, que puedes crear un mundo como te gustaría que fuese.

Habrá... otro u otros capítulos... pero no se cuando, toy reliá! :D

Besos!

Markos... gracias :) Te gustó la portada? Es que hay padres y padres... Me alegro que te guste el retoque, no se si os ibais a dar cuenta de que estaba toda retocada la verdad.

Besos!

dezaragoza... tu míralo desde donde quieras pero míralo... que a veces sin darnos cuenta nosotros mismo nos colapsamos.

Que tu vales más que un potosi!!

Que cosas me dices.... ayssssss!!

Besos!

Fer dijo...

Pues ya no oposito, ala!

Que prefiero no tener la tentación y así no sucumbiré a ella :P

Cojonudísimo el diálogo, enhorabuena Annita.

MMMMMUA

Kir dijo...

Y entonces Pedro miro a su hijo y le espetó:

"¡Yo te cree, así que yo puedo destruirte!"

Aquí iría un link del capítulo pertinente de padre de familia,pero no lo encuentro. Fijaos que ironía Peter=Pedro XD

Me encanta,por cierto, la imagen del final. ¡Yo quiero un períodico así!

El texto genial ;) Me gusta el contraste entre la juventud idealista y la experiencia, que harta de todo, termina por corromperse.

Cris dijo...

Es casi inevitable. Desde arriba se ve la gente taaan pequeña...

Besos.

Constantino Carenado dijo...

jajajajaja

La portada del periodico la ha realizado Fer. Estoy seguro. Tiene su toque personal.

Denunciando al propio padre de uno...

La ética por delante de los valores familiares.

Me gusta esa utopía.

Un saludo y un beso.

Anna dijo...

Fer... que coño, tu oposita, oposita que ya estaré yo para darte detrás de las orejas.

Besos!

Kir... no tengo loro? jo.... :p

Ojala fuesen así los periodicos.... porque como realistas no son que por lo menos ríamos en vez de llorar cada vez que veamos uno.

Beso!

Cris... ese casi es una esperanza :)

Besos!

Alberto... es de la nena chaval! Que cooooño toque de Fer! Yo creo que ni lo ha visto bien... eso sí, me ayudo a ponerlo en un tamaño decente en el blog.

Que le den a los padres!! (por lo menos al mío)

Besos!

Pharpe dijo...

Creo que tu concepto y el mío sobre que en la política huele algo muy mal está bastante pareja.

Gran relato, ojalá hubiera más dispuestos a denunciar y limpiar el estercolero político de este país. Besos