15 de julio de 2009

El Pozo

Negro como el abismo,

Que rodea mi cintura,

Abierto al desierto,

De tus aguas moradas.


Cárcel de terciopelo,

Que me ayuda a solventar,

Mis lágrimas redamadas,

En mi gran soledad.


Barrotes de sentimientos,

Que bordan mi libertad,

Sumida en deseos,

De mediocridad.


Pozo oscuro y negro,

Que ocultas la luz,

Más mis ojos te ayudan,

A no ver la pulcritud.


Perdidos en tu agujero,

Las antiguas canciones,

Que no dejan sustento,

A los nuevos sonetos.


Y solo oigo el eco,

De mis chillidos en silencio,

Apoyo mi espalda en tu centro,

No, no te veo.


Tus aguas heladas,

Me sujetan por momentos,

Me abrazas y me sostienes,

Tu mi agua encharcada.


Tinieblas en mis oídos,

Que no oyen lo concebido,

Duermen plácidamente,

Aferrándose en tus paredes.


Dedos engarrotados,

Fríos y mancillados,

Pierden las fuerzas por momentos,

Necesito ayuda en mi sustento.


Corazón agrietado,

Herido y maltratado,

Por esas aguas dulces,

Que a vivir me enseñaron.

8 comentarios:

Constantino Carenado dijo...

¿Un momento erótico?

Hoy estoy torpe.

Buenas noches.

dezaragoza dijo...

¿Os da a todos ahora por la poesía? :D

Markos dijo...

No sé si será lo que me parece. Eso sí muy bien contado. Con sentimiento hasta el final.
Bsos

Anna dijo...

A todos... no sé que significa exactamente... algo erótico no desde luego... solo me salio.

Besos.

Pharpe dijo...

Yo tampoco sé que significa, pero me gusta.

Besos

Fer dijo...

Esto... ummmm... ojos que no oyen el silencio perdidos en un abismo, lágrimas que me enseñaron a vivir por momentos...

interesante...

Anna dijo...

Pharpe... a que queda bien? :p

Besos.

Fer... interesante? Ya me lo explicarás...

Besos.

Constantino Carenado dijo...

Tiaaaaa.

Estas hablando del útero

Del origen de todos nosotros...

jajajaj