8 de abril de 2009

Vida real


Cuando andaba por las calles siempre miraba hacia el suelo. No sabía exactamente porque… es más, acababa de darse cuenta que lo hacía desde siempre.
La daba miedo mirar hacia delante. Pero debía atreverse.

Primero subió levemente sus ojos… descubrió que era primavera. Arqueó las cejas y un rallo de sol se introdujo sin pedir permiso dentro de uno de sus ojos e hizo que lo cerrara inmediatamente. Comenzó a llorar. Le escocía el ojo pero no la importaba. Era un escozor agradable… el sol la había regañado por no haberle mirado antes. Levanto un poco la cabeza y su flequillo se retiro hacía un lado movido por la brisa de la mañana. Le gustó esa sensación.

Siguió caminado así durante unos minutos. La daba miedo enfrentarse a la calle, pero las sensaciones que sentía recorriéndola eran maravillosas.

Por fin decidió que era hora de erguir la cabeza, sin miedos, sin complejos… y lo hizo. Estaba maravillada… lo que veía era increíble, indescriptible… pero sobretodo como se sentía… era ella la que caminaba y la daba igual lo que pensaran. No se escondía. Su pelo rizado jugaba con su cuello… la hacía cosquillas… nunca había sentido su cabello tan suave y denso.

Ahora tenía que enderezarse, estaba harta de ir encorvada… incluso la dolía la espalda de tantos años aguantando, soportando miradas y comentarios ajenos… que no mirase de frente no significaba que no oyese. Estiró sus robustos y pecosos hombros ayudando a corregir el camino natural de su columna… sus voluptuosos pechos asomaron vergonzosamente… rozaron tímidamente con la camisa de flores que llevaba puesta y sus pezones atrayentes hacía esa nueva sensación afloraron olvidando el decoro. Sus pronunciados glúteos se endurecieron y dejaron ver un culo hermoso, redondo como la luna. Caminaba erguida, decidida… sin miedo.

Sus piernas caminaban decididas… sus carnosos muslos rozaban la falda de gasa que llevaba metiéndose entre sus piernas agitada. Sus orondas rodillas asomaban tímidas por debajo… sintiendo el aire fresco… animando a su piel a sentir miles de sensaciones diferentes cuando la falda de gasa se alzaba temerosa enseñando algo más que las rodillas.

La gustaba esa sensación de poder sobre sí misma. Sentía que era alguien, no un algo.
Poco a poco notaba que su autoestima se alzaba… comprendía por fin que era ella la que se obligaba a si misma a mirar al suelo cada vez que caminaba. Aunque huía de esas miradas inquisidoras, esas palabras dañinas movidas por conductas sociales establecidas por alguien a quién ni se recuerda ni recordará, porque los pensamientos son libres como las personas y nada ni nadie es digno de imponer su pensamiento por encima de los suyos ni los de nadie.

Su cuerpo danzaba un baile propio… todo su ser caminaba en perfecta sincronización. Su melena oscura jugaba con su blanca tez, mientras sus grandes y expresivos ojos hablaban. Su pequeña boca sonrosada dibujaba una sonrisa perfecta que amenizaba con un delicado movimiento de hombros que alzaban sus pechos excitados mientras sus caderas se contoneaban dejando entrever a través de la fina gasa su vigorosa silueta.

Estaba orgullosa de ella misma… se gustaba. Se sentía más sensual que nunca, de hecho, nunca se había sentido sensual. La gustaba esa sensación. Se sentía poderosa. Se notaba conmocionada, exhausta, embriagada por una sensación inimaginable capaz de alzar al podio más alto al perdedor por excelencia.

Su pelo se enredó en su cuello, fue entonces cuando despertó. Había tenido el sueño más maravilloso, la fantasía excelencia que siempre había escrito en su diario.
Se levanto de la cama y se dirigió hacía el baño. Al lavarse la cara y mirarse en el espejo vio en sus ojos lo mismo que había visto en sus ojos soñados… se vio a ella.

“Hoy es el día, es mi día”

11 comentarios:

Fer dijo...

Qué bonito, cómo describes de bien un cuerpo femenino. Siento ser un poco basto pero... me has puesto palote! :P

P.D. Me encanta las cuñas que metes... "culo hermoso, redondo como la luna", jajajaja

Anna dijo...

Fer... O_O (cuando reaccione te diré más) O_O

Estheruka dijo...

gráfico si es gráfico, desde luego, lo que pasa es que entre lo que flipo con Annita y lo que me descojono con Fer....no doy abasto. Lo de la luna....jajajjjajajjaa

Cris dijo...

Haberlo soñado/imaginado primero y haberlo experimentado como algo bueno es una técnica usada en psicopedagogía para facilitar después que las cosas se lleven a la práctica.
Qué bien.

Besos de vaya días que llevo!

Annick dijo...

Que lastima que fuera un sueño ; era tan hermoso !

Un saludo desde Malaga.

Anna dijo...

Estheruka... porqule flipas?? Eso me lo tienes que explicar.

Besos.

Cris... que ténica por dios XDDD

Besitos.

Annick... era un sueño... pero ella se encargará de que sea una realidad :)

Besos.

Markos dijo...

Positiva y con confianza. Adelante.
Te ha salido un retrato agradable y con ritmo.

He conseguido ver como marcaba tictacs de segundo y medio esa falda al caminar movida por unas caderas decididas. El pelo al viento y la mirada decidida.

Bsos

Comptine dijo...

Existen mil y una sinrazones para que una mujer viva encerrada, por lo tanto existen más que mil mujeres que viven así, en todas partes del mundo.
La explicación incomprensible es que las penitencias ajenas parecen ofrecer libertad a algunos, sin embargo en realidad estos también pierden o perdieron algo a loque no dieron valor.
Pero toda puerta se puede abrir y el sol sale cada dia para todo el mundo, y sabe dar vida tiernamente (bueno, a veces no tanto en agosto en el Kalajari)pero en sus ratos buenos y con un poquito de agua consigue liberar una rosa de una infima semilla (su carcel)

Anna dijo...

Markos... escucha los tacones como se escuchan mientras camina... lejanos pero con decisión.

Besos.

Camptine... muchas veces somos nosotras mismas las que nos encerramos... que tontas!!!

Besos.

Constantino Carenado dijo...

A mi tambien me has puesto palote (como pusiste a Fer).
Cuando, en mis hitoriasr, describo a una mujer hablo mucho de sus glúteos aunque nunca los comparé con la luna. :) .Impresionante.
Si esa eres tu voy mañana a Madrid para, simplemente, contemplarte.

Huffff.

Menos mas que no ha empezado a moverse un poco la protagonista sino estoy en el techo en estos momentos. Entiendase pegado al techo...

Creo que un día podriamos escribir una historia conjuntamente.
Piensatelo recuerdo autores franceses que escribian novelas juntos. Bueno los que leí de ciencia ficción francesa eran pareja. Vale,vale mis tiros no van por ahi. Calma.
Es probable que te hayan ofrecido algo parecido alguna vez. Respetaré tus creaciones, no soy ningún ladron.

Hufff.

Estoy viendo esos pezones rozando la camisa . ¡Diossss!

Anna dijo...

Constantino... hmmmm, buena proposición... me lo pensaré, me lo pensaré...

Besos!