15 de abril de 2009

Verde Esperanza - Capítulo I

Parecía mentira lo que su corazón sentía. Cuando recordaba su cara… esa tez tan marcada, morena y esos ojos azules cielo… cristalinos que tantas cosas había vivido, que tanto le seguían diciendo cuando miraba su fotografía. Había quedado con ella en apenas una hora y no sabía que ponerse.


Abrió la puerta del armario y vio lo de siempre. Nada de lo que tenía era suficiente para ella, no era suficiente para él. Rebuscó entre los cajones y todos los pantalones que encontró estaban demasiado corroídos por el tiempo y las experiencias. La verdad es que era ropa con personalidad, su personalidad.


Al final, decidió ponerse la camisa blanca con rayas verdes (es la que llevó en el bautizo de su primer nieto), los zapatos negros de la boda de su hija y seleccionó los pantalones de pana verdes… los que tienen un pequeño agujero en la rodilla… ese agujero se lo hizo aquella vez que ella resbaló y cayó en la acera. Llovía aquella tarde e iban los dos bajo el paraguas negro con un pequeño ribete marrón que bordeaba las varillas plateadas que compraron hacía unos años en su primer viaje a Viena. Cuando bajó rápidamente a socorrerla su rodilla derecha apoyó encima de una china y sintió un leve pero punzante dolor pero como se rieron.


Tenía que afeitarse, no podía ir con esa barba de varios días. Rebusco en el cajón del mueble del baño su vieja cuchilla, cogió el jabón en barra, la brocha y comenzó a echarse la espuma por la cara. El olor del jabón penetraba en sus orificios nasales haciéndole recordar tiempos pasados mejores, mucho mejores. Sentía nostalgia de lo antiguo, de lo verdadero… de las emociones pasadas y… de los labios de ella besándole el cuello mientras se afeitaba. Pero hoy se iban a ver y eso le reconfortaba. Pasaba la cuchilla por su cara y la aclaraba bajo el grifo. Cada dos o tres pasadas, pegaba un pequeño golpe con ella en el lavabo que acompañaba al sonido del agua desbocada emitiendo una sintonía digna de elogio. Al terminar colocó con sumo cuidado la cuchilla en el armario superior… no quería volver a perderla de vista.


Abrió el grifo de la ducha y en poco tiempo una pequeña niebla había cubierto por completo el baño. Miro hacía el espejo completamente lleno de vaho y con uno de sus dedos escribió “por ti, siempre”. Mientras lo leía una y otra vez, una sonrisa asomaba en su cara mientras contemplaba como unas pequeñas gotas caían entre las letras dirigiéndose lentamente hasta el final del espejo sabiendo que ahí estaba su fin.


Se metió en la ducha y el agua caliente recorrió todo su arado cuerpo recorriéndole un escalofrío placentero… “ si ella supiese que me estoy duchando en agua tan caliente la daría un pasmo… seguramente me gritaría desde la puerta del baño –otra vez igual? Luego dices que te baja la tensión!-“ al recordarlo no pudo más que reír al recordar su cara enojada pero bella, siempre bella. Cuanto la quería.


Al salir de la ducha se fijo en las cortinas que cubrían la bañera. Eran de color ceniza con unas pequeñas flores bordadas en la parte superior en el mismo color. En la parte inferior se notaban los años que tenían, porque el color ceniza se convertía en un leve beige. Se acordó que cuando fueron a comprarlas discutieron. Él quería unas a cuadros rojos y verdes que iban perfectamente con las baldosas de la pared, pero ella… -como se me ocurriría discutir con ella, si la cabezona siempre se salía con la suya- dijo en voz alta mientras de nuevo se reía.


Comenzó a vestirse. Al terminar se acerco a la cómoda de la habitación. Allí guardaba unas gotas del perfume que más la gustaba a ella. Sabía que tarde o temprano tendría la ocasión perfecta para usarlo. Cuando se lo ponía siempre le olía detenidamente. Acercaba su nariz al cuello de él y la rozaba sutilmente. Inspiraba suavemente y él sentía como se le erizaba el bello y una sensación sensual, erótica le recorría todo el cuerpo.


Se miró en el espejo de pié que tenía al lado de la cama… -perfecto, estoy perfecto- se dijo mientras se miraba de arriba abajo como si fuese a pasar una revisión militar.


Bajo al salón. Cogió unos folios, una pluma, el tabaco y un cenicero de encima de la mesita de fumador que había preparado minuciosamente la noche anterior. Se acercó al escritorio antiguo color caoba que tenía en la esquina, saco la silla y se sentó. Buscó el mechero de plata con sus iníciales en el cajón izquierdo. Ahí estaba… dentro de la caja de terciopelo azul. Encendió un ducados negro y comenzó a escribir…


"A mis niños:


Queridos hijos, nietos míos… he decidido que hoy es el día de partir. Vuestra madre y abuela lleva demasiados años esperándome y yo ya no logro dormir por las noches ni vivir los días porque la falta que ella me hace es aún más importante que el aire que respiro.


Sé que seguramente no me entenderéis, pero no me tachéis de cobarde por favor. Lo que hago es un acto de valor, no de terror.


Me voy feliz aunque no sepa bien lo que me encontraré, porque en mi mente y en mi alma tengo la seguridad de que ella me está esperando no sé si en el más allá, en el cielo o en el infierno… pero no hay peor infierno para mí que ver sus fotografías y no poder abrazarla, ver su ropa sin movimiento y no olerla cuando ando por casa.


Os echaré de menos, igual que ella os habrá echado en falta todos estos años. Pero he sido afortunado, mucho más que ella por haberos visto crecer, haceros hombres y mujeres… por haberos podido tocar, besar y abrazar siempre que he querido. Por levantar el teléfono, marcar unos números y oíros… lo que ella desde que se marcho, nunca ha tenido.


Sé que todo eso lo voy a perder, sé que al igual que ella se perdió los momentos y sensaciones pasadas, los nuevos momentos me los perderé pero estaré con ella para que eso lo podamos salvar estando juntos o no, aunque me voy con la completa certeza de que así será. Ahora me toca vivir lo que siempre he querido y necesitado, que es no estar sin ella.
No soy ningún cobarde… hay que tener mucho valor para hacer lo que yo hago. Tener el convencimiento de que me espera aunque no sea cierto… pero mi corazón y mi alma me gritan desde hace tiempo que me está esperando ansiosa por volver a rozar su cara con mi cara, darme ese beso en el cuello de todas las mañanas…


Soy feliz por saber lo que sois y de donde venís. Estoy tan orgulloso de todos vosotros que no hay palabras inventadas para describir las sensaciones que recorren mi cuerpo cada vez que pienso en cada uno de vosotros.


No os voy a pedir que no lloréis, no voy a pediros imposibles… pero si quiero mendigaros una cosa… pensar que en este momento, vuestra madre y yo estamos dando un paseo por las calles de Viena bajo el paraguas negro que tantos besos nuestros ha escondido.


Os quiero… Os amo como vosotros hijos míos os disteis cuenta que se ama a un hijo el día que nacieron mis nietos.


Acordaros de nosotros cada vez que caigan unas finas gotas de lluvia del cielo… será que vuestra madre y yo lloramos de alegría por ver lo bien que lo hicimos y lo felices que somos por estar de nuevo juntos. Esas delicadas gotas quedarán prendidas en las flores del parque donde os llevábamos cuando erais pequeños y donde lleváis ahora a vuestros hijos… desde las que os observaremos como disfrutáis viendo reír a nuestros nietos como nosotros lo hacíamos con vosotros mientras ibais creciendo.


Un abrazo,
Vuestro Padre y Abuelo.


Miércoles 15 de Abril de 2009."


Mientras terminaba de consumir el cigarro preparado la noche anterior que aún tenía en la mano un leve mareo debilito su brazo y el cigarro cayo minuciosamente sobre el cenicero. Doblo las hojas con cuidado, las besó y las metió en un sobre color verde esperanza que ya tenía preparado. Lo cogió y se levantó. A duras penas recorrió los pocos metros que habían desde el escritorio hasta la mecedora de su mujer, aún con su suave manta colgada del respaldo. Cogió la manta, se sentó y se la puso por las rodillas, tenía un poco de frio. Comenzó a mecerse mientras tatareaba su canción… recogió sus brazos y los cruzo apoyando los codos en los reposabrazos y la carta en el corazón. La vista se le nublaba y comenzaba a entrarle sueño. Su mirada se cruzo con una fotografía de su mujer… esa en la que estaba con el pelo suelo, al viento… en la que le sonreía solo a él.

De repente vio como la imagen de su esposa salía del marco plateado que les habían regalado en su boda. 


Se acercó a él, le retiró la manta y le beso en los labios. El sobre verde esperanza cayó al suelo y él se levantó… la mecedora se movía sola por la inercia. Comenzaron a bailar abrazados… a tocarse sus caras labradas por el tiempo… sonreían y se miraban fijamente y mientras seguían bailando desaparecían en el tiempo mientras… el sobre verde esperanza brillaba y la mecedora seguía moviéndose bajo una sintonía insonora pero pletórica de alegría.

17 comentarios:

Estheruka dijo...

Joder Annita, no me hagas esto, te recuerdo que tengo el record guinnes de llorar como una madalena por todo, así que imagínate como estoy ahora. Cada día escribes mejor so pestosa, lo que me ha matao ha sido la carta..... y yo me pregunto... será cierto? Me conoces bien y sabes que soy la primera en opinar a favor de temas escabrosos como la eutanasia, el aborto (con muchas reservas) y el suicidio... quiero decir, la libertad de cada uno es eso, libertad y punto y mira que me estoy mojando. No pienso que ese supuesto padre/abuelo sea un cobarde, me parece precioso lo mucho que hecha de menos a su mujer. Pero que penita de hijos y nietos... yo he echado de menos mucho tener abuelos (abuelas he tenido y las sigo echando de menos), es ley de vida, pero sigue siendo una putada...joder, que me salgo del tema. Ojalá haya algo después, pero tú ya sabes lo que opino al respecto.
Un besazo guapa, me debes un post que me haga reír.

Markos dijo...

:''(
Bravo, Trusfundente. Bravo.
¿Cuantas lágrimas te ha costado escribirlo?
Bravo
Besos

Annick dijo...

Precioso.....pero a este abuelo , seguro que le quedaba todavia muchas cosas por que vivir y contarselo luego , en su momento ,calivilya su mujer .

Un saludo desde Malaga.

dezaragoza dijo...

¿Porqué la sociedad en general no entiende al abuelo?. ¿Tan malditamente programada hasta las cachas tienen a la gente?. Eutanasia en el momento en que uno eliga, por los motivos que desee (y qué mejores motivos que los emocionales). Eso debería ser un derecho básico recogido en la carta de derechos universales.

¿Y a qué viene tanta tristeza por un acto de alegría, de paz y de amor?.

Te ha salido un relato genial, me temo que muchos/ as sin embargo no van a poder pillar demasiados matices. Abrazos.

Fer dijo...

...
...
...
Obra maestra, Annita. Los puntos suspensivos por el rato que me has hecho llorar, cabrona!

¿No estarás inspirada en cierta película que hemos ido a ver hace poco, verdad? No digo nombres para no joder el final a nadie, aunque tampoco es tan tan parecido a ese final al que me refiero... digamos que un 60%

Sigue escribiendo así, preciosa... ningún cazatalentos leyendo? Joder espabilad que os la van a quitar de las manos! que es oro puro, diamante en bruto casi pulido del todo!

TQYTQS

Comptine dijo...

El mundo en donde ella le espera estará muy lejos? A años luz? o la música lo confundira en el tiempo y volvera al pasado? Que medio de transporte utilizará, tal vez una especie de barco que lo lleve navegando hasta ella a un submundo al que no se decidía a dirigirse? ¿que duración podria tener un viaje así en nuestro mundo?

Anna dijo...

Estheruka... ya se que si se cae una magdalena al suelo lloras por si se hace daño jajajaja. Respecto a lo demás, opino como tu respecto a la eutanasia y demás.

No sé si habrá algo "después" eso no me importa, me importa que mi abuelo si lo creía y era feliz.

Besazos.

Markos... te fastidias pues es lo que pretendía, que lloraseis :p.

He derramado unas pocas, muchas... bastantes.

Gracias.

Besos.

Annick... la decisión era de él y decidió que ya había vivido lo suficiente. A veces la vida no es estar vivo.

Besitos.

dezaragoza... aún quedan muchas cosas por hacer, pero lo bueno es que cada vez más pensamos igual.

No creo que los que han llorado sea por lástima si no por emoción o por lo menos ese era mi objetivo. Dar a entender que los finales que muchos piensan tristes en realidad son maravillosos porque son finales autenticos, finales que se eligen y no todos somos lo suficientemente afortunados para elegir.

Mi abuelo era feliz en ese momento... más feliz que nunca.

Besazos.

Fer... aunque suene egocentrico (muy egocentrico) yo también lo pienso. He escrito muchas cosas y con ninguna me he sentido tan bien.

Si te digo la verdad no me he inspirado en nada y ahora que lo dices si pueden tener algún parecido.

Un cazatalentos?? Tu estas completamente chalao!! jajajaja.

TQMQAMV

Comptine... todas esas preguntas respondetelas tu misma... mis relatos son solo la puerta a vuestra imaginación. Lo que tu quieras, así será.

Besos y miles de gracias por visitarme, espero verte más por aquí... esta tu casa.

marqus dijo...

Qué difícil es quedarse. No cabe duda de que podría hacer mucho si se quedara pero quién es nadie para elegir lo que hacer con la vida de otro.

Un abrazo.

NaT dijo...

Que razón tienes, ¿acaso no estaremos viviendo muertos en lo que nosotros creemos vida? ¿habrá algo más allá de lo que no sabemos y no comprendemos?.
Y si existe "libertad" para vivir, porqué no poder elegir cuando irnos de aquí...
La verdad es que el texto entraña demasiados matices: vida, muerte, amor, felicidad, necesidad, soledad, abandono, reunificación... y no todo el mundo tiene el mismo concepto de las cosas ni del tiempo.
Como puse una vez por ahí, si no nos dieron la opción de elegir vivir, al menos que nos den la opción de elegir cómo y cuándo morir.
Porqué han de decidir los médicos por mi, porqué a de decidir la iglesia por mi, porqué han de elegir mis parientes por mi...

El tema puede ser polémico pero desde luego el relato es de una ternura inmensa.

Un beso!!!

Cris dijo...

IM Se
PRE quisieron
SIO hasta
NAN el
TE final.

Precioso. Es precioso ver simplemente a parejas de abuelos por la calle. Imagínate.

Besos.

AntWaters Daza dijo...

Pues a mí no me has emocionado ni una gotita, la verdad.. :) Que no, que no, que no es broma, que soy el hombre de hojalata :P

Complicadas, las relaciones; "un milagro en equilibrio" que apesar de todo no nos hagamos más daño.

Besos de me gusta el ambiente, en la historia, pero no sé qué es.. hummm

RaKeL dijo...

jop...q bonito textooo...y q bajon me ha dadoo...ya q el lunes perdi yo a mi abuelitooo...y ahora solo me queda hacerme el animooo...y apoyar y conseguir q mi abuela levante el animooo...jooo...me ha encantado anita pero tb me has exo llorar...

besitos wapa

Anna dijo...

Marqus... es es mi opinión... nadie, absolutamente nadie es dueño de nosotros mismos, de echo, ni nosotros lo somos en muchas ocasiones, demasiadas ocasiones.

Besazos.

Nat... vivimos... y vivimos... muchas veces sin darnos cuenta de que lo estamos haciendo y malgastamos...

Gracias y besos, muchos besos.

Cris... gracias guapa :) esa era mi intención tamién... dar a comprender que aunque no lo creamos el amor existe, que a veces el ansia nos confunde con lo realmente importante y verdadero.

Me encanta ver a esas parejas de abuelos paseando de la mano...

Besos Hada Negra.

Ant... como eso sea cierto tengo algo pendiente contigo :p que lo que intento con mis relatos es plasmar todo lo que yo siento en ese momento... ardua y egocéntica tarea lo sé...

Ese hmmmm... no me vale, díme más, dame pistas!

Besos para ti siempre alados.

Rakel... jo... lo siento mucho... no sé que decirte la verdad (y ya es dificil en mí)...

Besos preciosa.

marqus dijo...

Guapa, te he pasao un meme que Nivorg me pasó ayer a mí. Si quieres saber de qué se trata, pásate por mi blog.

Besos!

Anna dijo...

marqus... aún no te repondí por aquí pero creo que quedó claro que me llego XDDD.

Besitos!

Constantino Carenado dijo...

Bueno....
Ya me queda poco para terminar tu impresionante blog.
He dejado para el final tu saga "verde esperanza".
La leeré mañana más tranquilo.
Voy a dar un paseo para mover mi cuerpo serrano(recuerda que soy "un caminante").
Hasta mañana Annakareninamamagenial.

Constantino Carenado dijo...

Hufff...
Si esta bailando con el espíritu de su mujer muerta...
¿Que va a pasar a continuación?
¿La historia continua con los que recojen el sobre?

Muy visual. Me ha parecido ser el abuelo...
Frases que me han gustado:

"ropa de personalidad"

Jamás se me habría ocurrido una expresión así. Odio la ropa y seleccionarla para salir me parece una perdida de tiempo.Por mi iria siempre en calzoncillos o en pelotas (me parece demasiado incómodo)

"Por ti, siempre"

Muy romántico. Demasiado.Asusta su intensidad

Lo he gozado. Voy hacia la segunda parte.