16 de septiembre de 2008

Esos sábios abuelos...

Este fin de semana conocí al abuelo de Pepe... un gran señor que me calo muy dentro.

No sé la edad que tiene exactamente, pero es la típica persona mayor en la que notas por sus arrugas, por su mirada limpia, por esas manos gastadas por los años que sabe de que habla.

Cada vez que hablada, daba igual el tema, el sin quererlo captaba toda mi atención... dijera lo que dijera me parecía interesante y sabio. No podía perderme ni una sola de sus palabras, ni un sólo comentario, ni siquiera un gesto o una mirada... estaba atenta a él todo el rato.

No he tenido la suerte de que mis abuelos hayan vivido muchos años y el que si lo ha hecho, por desgracia lo tenía muy lejos así que toda esa cultura social que un abuelo te puede inculcar, sobre el pasado histórico, vivencias... no las he tenido.

Cada vez que le escuchaba hablar, mi cabeza me repetía una y otra vez que una parte esencial de nuestra memoria histórica iba a perderse con todos esos abuelos y que era una pena que muchos nietos o hijos no les escuchen atentamente y se empapen de todas esas experiencias únicas que te enseñan a sobrevivir en esta puta vida. Tal vez, sea que yo lo veo por que no los tengo a mi lado, seguramente si los tuviese sería otra persona la que me estaría dando la charla sobre este tema.

Lo que daría por tener un abuelo como el tuyo Pepe, que además de expresar sin miedos ni tapujos y con una claridad de mente extravagante de lo nítida que es, escuche atentamente, por que aunque te saque más de media vida, le parece interesante todo lo que dices... sabe que es un punto de vista más joven y diferente del que, aunque parezca mentira, sabe que aún puede aprender mucho.

Me gustaría un día, sentarme con él y que me cuente, lo que quiera... con un par de copas (el su coñac y yo mi four roses)... y escucharle... aprender, cultivarme... tener la gran suerte de saber por las vivencias reales de un gran sabio para el día de mañana poder hacer yo lo mismo con mis hijos y mis nietos y que ese gran legado no desaparezca en la nada.

Abuelita... como me acuerdo de ti... y de cuando estabas enferma, que me decías que tenías que contarme muchas cosas y yo por mi juventud estúpida me perdí.

4 comentarios:

Fer dijo...

Un crack, la verdad es que el abuelo de Pepe es un crack.

Constantino Carenado dijo...

Hay algunos ancianos así. Me alegra que hayas encontrado a uno. No te sientas culpable de no haber escuchado a tu abuelita. No tiene sentido.Hiciste lo que querías hacer.
¿Consecuencias?
No pienses en eso. Es hasta posible que esa idea tuya de que "el legado desaparezca en la nada" no sea real.
Sabes. Me encanta la ciencia ficción y me declaro, en estos últimos años, agnóstico. Hay en mí una esperanza de que en el futuro sea posible ver los acontecimientos del pasado. Aquellos que interesen...
Lógicamente si hay futuro. .)
Por cierto...la idea es de Artur C.Clarke y un colega (o amante) suyo. El libro se llama "Luz de otros días".
También he leido algo de cuántica y cuando hablan del tiempo esta idea ulula en las mentes de los físcos. La viabilidad del viaje hacia el pasado en algun momento futuro...para estudiar historia...

En fin. Solo quiero transmitirte que cuando vuelvas a encontrarte con ancianos de este tipo...digas.

¡Coño! Si estoy mirando a un espejo...

Y esa abuela sabia seas tu.
Para mi ...has comprado muchas papeletas.

Un beso.

Anna dijo...

Gracias :), pero aún soy muy joven y me queda muchísimo por aprender!! No me des las papeletas tan pronto!!!

Constantino Carenado dijo...

Solo quería expresar que eres una mujer sabia.
Las circunstancia te ha llevado a eso.
Te voy a poner un ejemplo sencillo...

Tú sabes que es el odio; yo no.
Ya sabes más que yo; aunque sean sentimientos turbadores.

Otro ejemplo , basado en lo que he leido de ti:

Tu sabes lo que es un buen polvo.
Yo no.


jajaja.

Se feliz. No se te olvide.