5 de abril de 2010

Tu y mi

Paseas por mis entrañas y me encanta. El dolor que siento cuando juegas con ellas entre tus dedos me dobla y extrema mi esperanza.

La vida me juega malas pasadas. Puentes que se abren en medio de la nada, a mitad de mi camino, se zarandean sin aviso y me hacen caer al agua. Me lleva, me limpia y hasta agrada la fría agua de tu azul mirada.

Tus manos en mi nuca jugando con mi pelo, negro, enmarañado por la almohada, sueltos a los sueños que las sábanas no guardan… esos que se escapan cada mañana.

Me corrompes con tus palabras y silencios, drogadicta de tu esencia, ese olor tan personal que a mi nariz nunca se escapa.  Hueles y te huelo, embriagada de tu ser, un momento de espera me parece eterno.

Será pasajero o tal vez se quede inmortal a mis movimientos. Se quedará porque mis manos se han acostumbrado a tenerte, poseerte y perderte cada vez que el sol alumbra mi portal.

Efímera e imperecedera intimidad, predilección por las lágrimas al verte llegar de mi corazón silencioso a gritos te ha de llamar.

Vienes y vas, como las olas del mar rompen contra la arena, llevándose en cada balanceo un poco de esa presencia para años, siglos después, devolverla más pulida, más brillante con más ganas de jugar debajo de su piel.

Desnuda al tiempo, despojada ante ti, sueño con que tus dedos sigan jugando sobre mí. 

10 comentarios:

Six X dijo...

Manten esa sensación...

Rosa dijo...

Oh, como se vuela cuando se tienen esas sensaciones Annita!!!

Me ha encantado, y el titulo, el título me encata muchisimo. No es tú y yo, no-no, es tú y mí, que es más que yo, es lo de dentro, aquello donde tan dificil es llegar.

Besos

Belén dijo...

Hay veces que no sabemos si nos hacen bien o mal las relaciones que tenemos, pero muchas veces somos nosotros los que damos pie a que nos traten como vísceras, ¿verdad?

Besicos

Annick dijo...

Aunque sea pasajero, el recuerdo sera eterno .

Besos desde Málaga.

dezaragoza dijo...

Y cada vez afinas más escribiendo. La práctica pule.

Francisco Galván dijo...

El deseo a veces tiene su cara dolorosa, como el amor, pero es irrenunciable

Markos dijo...

Contenido, doloroso, íntimo y resignado. Pero dulce, porque es apasionado.
Bsos

ANITA dijo...

Leñe que preciosidad de escrito.
Me ha llegado. Que dure mucho mucho y para siempre esas sensaciones.
Besossssssssss

Fer dijo...

Cada vez me gusta más cómo escribes, incluso los versos.

Y qué decir de estos versos... no puedo decir, sólo puedo actuar... GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

Anna y punto dijo...

Six... la aferro a mí como si la vida dependiera de ello :)

Besos guapa.

Rosa... como me has calado bonita con lo del "mí", no se te escapa una :)

Besos comedora de lenguas.

Belén... y es que nunca aprendemos... si recaemos será por algo, no crees? Las vísceras a veces tienen sabor a miel.

Besos roja mía.

Annick... tengo esa sensación rara de que este pasajero por fin encontró su destino...

Besos desde madriz ;)

dezaragoza... y tú que lo leas.

Besos... besos.

Paco... que seríamos sin el dolor que nos recuerda lo que es el amor.

Besos senó escritor :D

Markos... resignación a la maravilla...

Besos capitán.

Anita... por siempre jamás!!!

Besos preciosa.

Fer... a ti te contesto luego ;)

Besos de mis entresijos.