30 de noviembre de 2008

Padre

De un portazo te vas,
padre,
egoísta, como siempre,
tan sólo piensas en ti,
aún no te diste cuenta,
que hace años debiste de dejar atrás tu libertad,
padre.

30 años llevo a cuestas,
padre,
años de sufrimiento,
sin saber que es un te quiero,
haciéndolo todo mal,
nada te es suficiente,
padre.

Borracheras incesables,
padre,
agonía de mi madre,
aromas de mil mujeres en tu cuello,
años de lucha por ti,
ella si ha sabido amar,
tu sólo has sabido traicionar,
ella si ha luchado sin cesar,
y tú te vas, te alejas,
padre.

Cómo voy a saber perdonar?
padre,
cómo pretendes que pueda olvidar,
que prefieras juergas y una mujer nueva,
a tu mujer e hijos,
a tu pasado y presente,
a un futuro sin nosotros,
un desvelo familiar,
por un hombre que no ha sabido amar,
padre.

No puedo figurar,
padre,
necesito actuar,
y en el teatro de tu vida,
no hay papel para mí,
en la escena que decidiste huir,
a mi personaje le hiciste morir,
padre.

En esta vida,
padre,
hay muchas batallas que luchar,
nosotros hemos luchado junto a ti,
y cuando llega la gran batalla,
huyes, te alejas, te destierras,
padre.

No me pidas imposibles,
padre,
tú eres quién debe velar por mí,
se intercambiaron los papeles,
el que tú yo teníamos en esta vida,
pero me canso,
padre,
me agoto y me pierdo,
padre.

Vuela libre,
padre,
con tu supuesto de libertad,
pero no me pidas que aplauda tus decisiones,
incoherentes y dañinas,
padre.

No me pidas que vele por tí,
padre,
cuándo eres tú,
el que debería velar por mi,
no me hagas llorar más,
no me exijas atención,
cuando no sabes ni cómo es la cara de mi bendición,
padre.

Tú camino y el mío, padre,
hace tiempo tomaron direcciones diferentes,
en tu caminar de la vida,
no hay sitio para mi pies,
en tu creencia del cariño,
no hay lugar para mi creer,
padre.

Que te vaya bonito,
padre,
sé feliz, en tu decisión sobre el querer,
dirige tu vida con calma,
pues no te quedan muchos años para disfrutar,
lo que tu entiendes por paz,
padre.

Yo estaré aquí,
padre,
preguntándome hasta el día que se termine mi calma,
porqué, porqué has tenido que ser tú?
porqué cuándo he necesitado unas simples palabras,
teniéndote al lado no estabas,
padre.

6 comentarios:

Markos dijo...

Triste y duro.
A enemigo que huye puente de plata. Sea quién sea.
Animo

Constantino Carenado dijo...

Me has dejado otra vez roto
y llorando a lagrima viva.

Escribe hasta el infinito
y más allá.
Mientras tengas uso de razón.
Eres una mujer sensible.
Muy sensible.

Capta, escucha y escribe.


Mis ideas sobre tu padre: si quieres no leas o borra el mensaje...

Sabes que es tu padre.
Un sencillo egoista y ególatra. Esos que criticamos en los gobiernos o en las empresas. Hay muchos.Demasiados.
Solamente eso.

Se quiere solamente a sí mismo.

No lo desampares pero , tampoco, se lo pongas facil.

Tienes que estar por encima de él.
Quiérelo pero no dejes que te estafe...

Sé que conoces la frontera de ese hecho.

Yo tengo una vecina muy egoista que utiliza al marido para su conveniencia.
Es un pendón desorejado.(le tengo dedicados dos textos con la palabra pendon por medio)
Ella es lo mismo pero en tia.

El marido de mi vecia, pese a todo, la quiere.

Vuelvo a recordarte que no hay simetria.No la busques ...

Apoya a a tu padre en las cosas muy importantes. Solamente en esas.

Y cuidate porque sus herramientas son más poderosas que las tuyas.Seguramente sea un buen manipulador.Por ej: Si has heradado su verbo; el lo utilizará de otra manera. Tu escribes de P.M. y el manipula de P.M.

Si lo consigues habrás estado por encima de él.
En cierta forma habrás sido una "super mujer" y él , lo siento, un capullo.

No te enfades.
Espero que recibas mi mensaje en el pasado y no te afecte en el presente.

Posdata: eres tremenda. Me has vuelto a emocionar.
O, quizás, puede que yo sea muy sensible.

Anna dijo...

Siento discernir aquí contigo... no sé nada de él desde hace un año y no quiero saber... un padre que sabe que su hija y nieto no tienen para comer y el va con un mercedes no es un padre.

Constantino Carenado dijo...

¿Que no tienes para comer?
No me digas eso.

Dicrepa conmigo lo que quieras. Me encanta discutir.
Sabes que nunca he pretendido ofenderte.
¡Jamás!

¿Que no tienes para comer?
¿?¿?¿?¿
¿No eras empresaria?

¿Que el va con un mercedes?

Anna. ¿Que sucede?
Mi vida es tan sencilla y mis problemas solo son mis obsesiones.
¿Eres real?

¡Joder!
Se feliz.

Anna dijo...

Ser empresaria no es sinónimo de riqueza, es algo que confunde mucho, en demasiadas ocasiones.

Es una mala racha sin más. Como las han pasado otras personas. No te preocupes de más.

Constantino Carenado dijo...

Por que no quieres que me procupe.

¿Acaso soy un tempano?

Que lea tus textos no supone que no los sienta.

¿Eres real o esto es un juego?

¿cómo no me voy a preocupar?
Si me preocupo hasta de mi gata.

No digas cosas sin sentido...

Un beso.