2 de noviembre de 2009

Imagino que un desahogo...

Se que últimamente soy mono tema, pero es que hay cosas de las que no puedo pasar. Los que me leéis desde hace tiempo sabréis de sobra que no soporto las injusticias y que incluso sin quererlo las hago mías. Y es que no entiendo tantas cosas y comprendo muchas otras...


No entiendo de políticas ni políticos. No entiendo de religiones ni religiosos.


No entiendo de clausuras ni clausurados. No entiendo de verdades a medias, pero sí de mentiras.

Entiendo que hemos estado llamando por teléfono, enviando faxes, mails y correos ordinarios a embajadas, canales televisivos, radios, medios de comunicación en general, al Presidente de Irán y a muchos más sin haber recibido ninguna respuesta clara.

¿Somos personas anónimas sin ninguna fuerza en particular? Posiblemente así lo crean cuando los altos cargos políticos ignoran este tema como ignoran otros muchos. No somos tontos, ciegos ni sordos. Sabemos, vemos y oímos. Otra cosa es que ellos quieran serlo.

Seguiremos escribiendo, llamando y gritando desde nuestros dedos porque somos muchos. Si hay que esperar esperaremos aunque la vida de Nemat y muchos otros dependan de ello porque no creemos en guerras ni religiones que hagan cautivas a las personas por lo que son.

Cobardes. Vendidos por una posición que les otorgamos nosotros, para cuidar y velar por nuestros intereses y a la primera de cambio se les olvida que ese asiento de cuero refinado que utilizan todos los días para sentarse lo pagamos nosotros. Cobardes y mentirosos.

Pero no matareis la esperanza que tenemos volcada en nuestra lucha. Esta vez no callaremos como callamos en muchas ocasiones. Hemos logrado unirnos sin vosotros por una causa común. Porque ante todos somos persona y sentimos. Tenemos una gran virtud que vosotros jamás tendréis ver y oír.

¿Y en que quedan estas palabras? En desahogo por la impotencia que a veces tengo por no poder teneros delante y daros un guantazo, obligaros a sentaros y escuchar, comprender que no solo lleváis entre manos estadística sino personas. Os jedéis, es vuestra responsabilidad, nadie os obligo a asumirlas pero si prometisteis lealtad al recogerlas.

Yo os prometo una cosa, seguiremos hasta donde haga falta con nuestras llamadas, nuestros correos y reproches. Seguiremos luchando con la palabra hasta conseguir lo que vosotros no tenéis narices a hacer. ¿Y os podéis mirar en el espejo cada mañana?

Políticos, periodistas, embajadores… Políticos corruptos, periodistas vendidos, embajadores de la hipocresía. Seguid durmiendo tranquilos mientras las personas mueren por amar.

10 comentarios:

Pharpe dijo...

La verdad que los políticos y los medios de comunicación tradicionales en estos casos se arriman siempre al sol que más calienta. Besos y seguimos

dezaragoza dijo...

Tú piensa que esto es como una especie de deporte social: a tocarles los huevos hasta que se les pongan morados. NO vamos a ceder. Este jueves a joderles otra vez.

Cris dijo...

Estaba pensando...
Si a nosotros no nos hacen caso, podíamos intentar contactar con gente más influyente, no? Actores, personajes públicos, etc.
Voy a ver qué se me ocurre...

Besitos!

Anna dijo...

Pharpe... que razón tienes y que verguenza ajena que así sea.

Besos.

dezaragoza... es lo que pienso :). Y no saben bien como se los vamos a tocar.

Besos

Cris... me parece una idea genial! Pensemos, pensemos...

Besos

Juan Carlos López dijo...

Ya verás, ya verás, mami, mañana (u hoy), cuando abras el frigorífico... ;)

Y es que el que la sigue, la consigue...

Y no es sólo un desahogo, sino, como diría Pablo Guerrero, una muestra de la fuerza de los débiles.

No me he metido nada raro. Estoy desvelado y fatigado; pero expectante y, en cierto modo, contento, porque quizá mañana, o pasado mañana, lo que parecen unos cuantos copos dispersos empiecen a convertirse en una bola de nieve.

A rodar...

Santi dijo...

Yo no sé qué hacer. El tema es tan simple. Si lo tienen que ahorcar por algo que en l mundo occidental no se ahorca, entonces que lo dejen ir, yo no sé cuántas veces decirlo. Ya lo tutorizo yo. ¿Es tan difícil que el Estado le dé asilo, si la casa ya la tiene? No sé, niña, empiezo a estar un poco desesperado, pero en cuanto tenga la puta confirmación que me hace falta me voy a lanzar como un perro rabioso a los teléfonos y tengo unos cuantos en mente: Ministeriro de AAEE, Amnistía España, FELGBT, Embajada de España en irán, Jordi Hereu, dos diputados del PSC y uno de IC, esto para empezar. Un beso.

Francisco Galván dijo...

Solo hay que ser perseverante. Los Medios de Comunicación son como perros de presa: hay que presentrles una carnaza interesante para que se arrojen a por ella.
Poco a poco hila la vieja el hopo

Kir dijo...

Santi, para la gente que no está acostumbrada a discurrir, lo que propones supone un ejercicio mental considerable.

Venga, ánimo, no desistáis, que paso a paso se hace el camino. Cualquier cosa que necesitéis, avisad.


Un abrazo

Markos dijo...

Nos queda mucho. Cuando consigamos salvar a Nemat, tendremos que seguir protestando por la pena de muerte en todo el mundo.
Mañana a fastidiarles de nuevo.
Bsos

Constantino Carenado dijo...

Esa es la Anna que conozco y conoceré con sus palabras.
Sé que se trata de una iniciativa generada por, entre otros, Santi.

! Un absurdo entre absurdos!

Unos seres humanos sentenciados a pena de muerte por sodomía y otros pavoneándose con sus misiles de medio alcance.
En este caso concreto, y no estoy contra el Islam amante de la paz, haría varias de mis amadas preguntas:

¿Quien juzga a quien?
¿Que es lo que hay que juzgar?
¿Quien determina lo que se juzga?
¿Quien es un juez?
¿Hay jueces de verdad o muchos son marionetas? (quien se sienta ofendido es que no realiza sus funciones de defensor de las leyes internacionales o nacionales -que para algo se han elaborado-)

No defiendo la pena de muerte (soy objetor de conciencia y hombre de paz)...pero se me ocurren muchas más preguntas:
¿Matar a un sodomita?
¿Matar a un incitador a la violencia?
¿La democracia es el gobierno del pueblo o de los gobernantes?
¿Que es la soberanía?
¿Alguien lo sabe?
El concepto "soberanía" parece, a todas vistas, que es un invento apoyado en la mentira. La mentira como método de poder.

¡Absurdo entre absurdos!

¡Paparruchas!

Un beso lleno de paz y desesperación.