8 de agosto de 2008

"Algos"

Cada vez me doy más cuenta que soy más dependiente. Cuando algo nuevo llega a mi vida y me llena o suple un hueco vacio... me aferro de tal manera que me hace frágil, muy frágil.

Me ciego, me aferro a ese "algo" y le hago un lugar especial, no más o menos importante que los demás, si no independiente a la vez que lo entrelazo con mis otros "algos".

El problema radica en que dependo demasiado de esos "algos", en que espero tal vez demasiado, en que me nublo con tonterías sin importancia ninguna... para los demás, que no para mi.

Una vez me dijeron, que era demasiado sentimental, que debo aprender a que la vida no se basa en sentimientos si no en hechos y realidades que se desligan de los sentimientos, ya que esta vida que vivimos cada vez es más fría e incoherente. Si es así... estoy jodidísima.

Cada vez tengo más claro que espero lo mismo que otorgo y eso es imposible y según tengo entendido, eso significa ser muy egoísta. Uno da lo que sabe dar, lo que le sale, lo que necesita dar y claro... no puedo esperar que los demás sean yo, debo aprender a comprender y a creer en los que recibo.

Tengo una forma de ver la vida diferente, soy de las del vaso medio lleno, así que no me debe ser muy difícil aprender y sobretodo aceptar esa cogunyuntura y que hay tantas maneras como personas de demostrar los sentimientos y eso nos significa que esas personas sientan menos que yo ni yo más que ellos. tan sólo yo tengo una forma diferente de demostrarlo y es que no huyo de ellos.



2 comentarios:

Ojcar dijo...

vaso medio lleno, wena elección. Conformarse con poco es algo casi fundamental estos días.

Constantino Carenado dijo...

Sigue siendo sensible.
No dejes de serlo nunca.

Estos asuntos los has comentado en el futuro. No sé exactamente que te dije pero voy a opinar de nuevo.

¡No tengas miedo!
Tu sensibilidad al final te hace fuerte.
Tu sensibilidad te hace humana.
Usa esa sensilidad propia para sentir y escribir lo que sientas cuando observas a los otros;y cuando te observas a ti misma desde dentro.
Quiérete tal como eres. Vales un montón.

Un beso.